Laya

Vitícolo: Si te gusta experimentar con vinos interesantes, este es un buen vino para probar. La Garnacha tintorera es una uva peculiar, ya que es de las pocas que es capaz de dar color a los vinos solo con la pulpa. Además, se trata de un vino muy equilibrado y la madera le aporta valor.

Vitícola: Este vino joven ha pasado 4 meses en barricas de roble francés y ese tiempito de crianza le da un toque que a mí, personalmente, me gusta. Es un vino agradable y fácil de beber que además es untuoso. Con estas palabras ya podéis ver que me ha gustado este vino, :p y si además lo acompañas con una cenita de picoteo ibérica, ya ni te cuento. 

Leer más

Azabache, Crianza

Vitícolo: Un Rioja crianza con un precio muy comedido. Nada malo puede salir con estos vinos, que te guste más o menos este vino es cuestión de matices, pero a nadie que le guste vino puede decir que se trate un mal vino. Es fácil de beber y te puede servir tanto para un picoteo como para una comida algo más seria.

Vitícola: Ya nos vamos conociendo y sabéis que a mí me gustan las notas que se despejan de la crianza, así que no es nada nuevo si os digo que este vino me ha gustado. Se trata de un vino sabroso y fácil de beber que ha sido sido envejecido durante 12 meses en roble francés y americano y que presenta una excelente relación calidad/precio. Nosotros lo acompañamos con un entrecot y una ensalada y nos pareció un gran acierto. 

Leer más

Tulga

Vitícolo: Un vino de Toro muy correcto. No es el clásico vino de toro con mucho carácter. Se trata de un vino con la potencia de la juventud, pero fácil de beber y a muy buen precio.

Vitícola: El nombre y la presentación de la botella nos hace pensar en unas monedas que se encontraron en el 2008 en la zona toledana de Vega Baja. El nombre de Tulga, más precisamente, hace refernecia al rey Tulga, que permaneció en el trono visigodo de 639 hasta 642. Es un ejemplo de vino joven intenso y fácil de beber que acompaña muy bien un aperitivo.

Leer más

Lola

Vitícolo: No puedo decir para nada malo de este vino, pero por el precio que tiene, en España, podemos encontrar vinos que a mí me gustan mucho más. Siempre es agradable probar vinos de otras regiones y ver que hacen en otros países, pero sin duda España es el paraíso de los vinos. Esto no quiere decir que si visitamos otro país debamos no probar los productos locales, al contrario «allá donde fueres bebe lo que vieres».

Vitícola: Hoy viajamos con el paladar hasta la Región de Ontario, en Canadá, de donde trajimos este vino con un nombre tan folclórico. Resulta interesante ver cómo la casa Pelee Island, situada en el suroeste de la región, ha elegido un nombre español para su vino tinto. Es un vino joven que a mí, personalmente, me ha gustado mucho porque es un vino suave, fácil de beber, en el que predominan toques a frutas del bosque y a especias, también notamos un punto freco tal vez herbáceo. Se trata de un vino que acompañamos con un flan de verduras y me sorprendió muy gratamente. Leer más

Yaiza seco

Vitícolo: Los blancos lanzaroteños son muy buenos, la única pega es que en la península son difíciles de encontrar y además son algo más caros. Con todo, podemos decir que este vino es uno de los más conocidos por lo singular de su botella. Dicho esto, este vino no sólo es imagen, el vino en sí es estupendo, muy equilibrado y muy bueno, si estas por la isla no puedes dejar de comerte un buen pescado con este vino y si lo ves por ahí no dudes en comprarlo.

Vitícola: Cuando pensamos en los vinos de Lanzarote tenemos enseguida ese paisaje volcánico y casi lunar de la zona del Timanfaya. Pues bien, entre Lapilli (como llaman al picón) y los vientos atlánticos, encontramos en la zona de la Geria una inmensa variedad de plantaciones vitivinícolas. Algunas de grandes bodegas como ésta, Vega del Yuco, y otras de pequeños productores. Y, en nuestro caso, el resultado es un vino seco, que, tal vez por la botella, es reconocido a nivel nacional. Sin duda, si te gustan los vinos blancos secos ésta es una muy buena opción, porque es un vino equilibrado en el que la salinidad, la mineralidad y la fruta se conjugan con elegancia.

Si quieres saber más sobre la bodega, puedes ver el vídeo de nuestra visita.

 

Leer más

El Grifo Malvasía Selección Seco

Vitícola: Estamos descorchando la bodega más antigua de Lanzarote y una de las más antiguas de España que elabora sus vinos a partir de cepas prefiloxéricas. El suelo volcánico de la isla le da, sin lugar a dudas, una singularidad aromática y gustativa. Estamos hablando de un vino blanco seco sin crianza que, tras la fermentación, permanece con sus lías durante un corto lapso de tiempo que permite darle una untuosidad especial a este vino. A mí me parece una opción excelente si te gusta el vino blanco seco.

Vitícolo: De los mejores vinos de Lanzarote. Quizás este vino sea uno de los más famosos de la isla y su fama se explica claramente cuando lo pruebas. A esto hay que añadirle que la bodega es increíble, con un museo del vino muy interesante que, en parte, fue diseñado por César Manrique.

 

 

 

Si quieres saber más sobre la bodega, aquí dejamos el vídeo que realizamos en nuestra visita:

Leer más

Jarabe almazcara majara

Vitícolo: La Mencía del Bierzo es todo un regalo para el paladar. El viticultor Javier Álvarez pone mucho cuidado en la elaboración de sus vinos y eso se nota dándole a sus vinos un toque de calidad. Además, hace que sus vinos sean disfrutones. Es un vino divertido y afrutado, es divertido de beber, ideal para unas tapas o un aperitivo.

Vitícola: Se trata de uno de esos vinos que te entran por los ojos, ya que la imagen es muy innovadora. Y, al descorcharlo, sigue ganando. Estamos hablando de un gran vino de una denominación de origen que debería tener mayor representación en los establecimientos de restauración, ya que se hacen buenos vinos como éste. He de confesar que este vino, que ha vivido una crianza de 19 meses en barricas de roble francés nuevo, me ha gustado mucho. Es un vino equilibrado y goloso, muy fácil de beber que acompaña con maestría desde un tapeo de ibéricos hasta un buen plato de lentejas en las tardes frías del invierno. Así que sólo puedo animaros a salir de las denominaciones de origen más tradicionales para descubrir productos tan interesantes como éste y recordad que los tintos también son para el verano. 

Leer más

Château Thieuley, Bordeaux

Vitícolo: La verdad es que en relación calidad/precio los vinos españoles no tienen comparación, pero sin duda nunca está mal probar algún que otro vino de otras zonas para comparar. Este vino se ha llevado algún premio y sin duda no se los han dado por nada, es un vino equilibrado en el que se nota la crianza y que deja un buen sabor en el recuerdo.

Vitícola: Estamos ante un buen vino que podríamos decir que tiene el sabor clásico de la denominación de origen de Burdeos. Es un vino afrutado y equilibrado que nos recuerda a su crianza en barrica con tostados e incluso avainillados. Se trata de un vino que ha sido galardonado con la Medalla de Oro en el concurso de Burdeos de los vinos de Aquitania en 2017. Por ello, sólo podemos deciros que si os apetece probar un vino francés éste puede ser una buena opción. Yo lo recomendaría no sólo para disfrutar de una comida sabrosa, sino también para acompañar una buena lectura. Es un vino para disfrutar y ser disfrutado. 

Leer más

La moto, vintage

Vitícolo: La Garnacha es una uva muy versátil y en Calatayud, sin duda, saben cómo sacarle partido para elaborar buenos vinos con esta variedad. Este vino tiene una buena calidad precio y es una buena opción si quieres probar vinos de un Denominación de Origen diferente.

Es afrutado y fresco y, aunque ha pasado un poco por barrica, no se han trasmitido los sabores avainillados que suele dejar en los vinos.

Vitícola: Pensamos que la D.O. de Calatayud tiene cosas que decir y este vino nos ayuda a demostrarlo. Su imagen divertida te invita a viajar con el paladar con un vino joven que ha vivido una ligera crianza de 4 meses en barrica de roble francés. Es un vino fácil de beber en el que predominan las frutas rojas, aunque también encontramos frescura y mineralidad. Es un vino ideal de aperitivo, para acompañar un tapeo e incluso para los platos de cuchara que tanto apetecen en los días de lluvia.

Leer más