Fariñas Lágrima

Vitícolo: De los mejores vinos relación calidad precio que hemos probado en el blog, poder comprar un vino de esta calidad a ese precio, es todo un regalo. A pesar de que sólo ha pasado 4 meses en barrica los sabores de la madera se notan y están perfectamente integrados. Sin duda una de los mejores opciones para un vino del día a día o incluso para una celebración.

Vitícola: Varias son ya las veces que nos habéis oído hablar de bodegas Fariña, ¡hasta hemos asistido a una cata on-line! Desde su Val de Reyes hasta su Gran Colegiata pasando por Lágrima nos gustan todos y, además, le tenemos especial cariño a esta bodega. Lágrima es un vino joven que ha vivido un proceso de crianza de 4 meses en barrica de roble francés y americano, lo que le da un punto de madurez que a mí me gusta mucho. Y, ¿qué decir de este vino? Tal vez como curiosidad que este vino se llama «lágrima» porque procede de lo que se conoce como «vino de lágrima», es decir un vino que obtiene de manera natural después del proceso de maceración sin que la uva esté prensada. Con todo contaros que descorchamos esta botella una noche de invierno que, entre picoteo y picoteo acompañó de maravilla a los ibéricos que pusimos de aperitivo. 

Leer más

14.99% Al filo de la ley

Vitícolo: Es un vino intenso, ideal para un buen guiso de caza o alguna comida potente. Con esto no quiero decir que sea malo, sino todo lo contrario, es un vino interesante que se sale de lo tradicional. La verdad es que primeramente lo probé sin fijarme en los datos técnicos y después me sorprendió que solo haya pasado 6 meses en barrica, porque me sabía mucho a madera.

Vitícola: Cuando ves un nombre así en la D.O. de Toro sólo puedes lanzarte a probarlo. Es un vino que ha sido elaborado con un proceso de 6 meses de crianza en barricas de roble americano que deja su huella y que a mí me gustó mucho. Voy notando cómo cada vez más me gusta salir del perfil tradicional y lanzarme a descubrir cositas nuevas y este vino, sin lugar a dudas, rompe con ese imaginario popular atribuido a los vinos de la zona. Por todo, sólo puedo decir que este vino es una declaración de intenciones sincera que a mí me ha calado.

Leer más

Tulga

Vitícolo: Un vino de Toro muy correcto. No es el clásico vino de toro con mucho carácter. Se trata de un vino con la potencia de la juventud, pero fácil de beber y a muy buen precio.

Vitícola: El nombre y la presentación de la botella nos hace pensar en unas monedas que se encontraron en el 2008 en la zona toledana de Vega Baja. El nombre de Tulga, más precisamente, hace refernecia al rey Tulga, que permaneció en el trono visigodo de 639 hasta 642. Es un ejemplo de vino joven intenso y fácil de beber que acompaña muy bien un aperitivo.

Leer más

24 Mozas

Vitícolo: La D.O. Toro es una de las zonas vitivinícolas por las que siento debilidad. Es cierto que desde un punto de vista histórico se ha identificado a esta zona con con vinos intensos con fuertes sabores a madera. Pero cada vez están consiguiendo elaborar vinos más equilibrados, esto no quiere decir que para ciertas ocasiones un vino con carácter no tenga su valor.

En concreto el 24 Mozas es, sin duda, un gran vino, además está muy bien en relación calidad precio. Pruébalo, porque te gustará.

Vitícola: Elaborado por la bodega Divina Proporción, este vino vive un proceso de crianza de medio año en barricas de roble francés. Se trata de un homenaje a la tierra y a su folclore con mucho éxito, porque es un vino agradable de beber. Frutal y equilibrado, este vino joven nos recuerda a frutas negras muy maduras y para los más entendidos también se perciben notas de coco, pero… ya sabéis que yo «nosedevinos», hihihi. Es una manera agradable de acompañar un guisote de invierno. 

Leer más

Descubrimientos del mes de noviembre

GRACIAS winelovers !!! Pues sí, queremos empezar este post con un millón de gracias por vuestra confianza, ya que hemos alcanzado los 2000 followers en Instagram.

Gracias también a la Guía Peñín por contar con nosotros en los diferentes eventos que realizan, a los bodegueros y a todos los profesionales del sector que hemos ido conociendo en estos meses.

Gracias, en definitiva, a todos porque nos motiváis en este proyecto que empezó a mediados de abril con la ilusión de dos vinófilos inexpertos.

Y ahora sí, os dejamos la lista de nuestros descubrimientos de este mes de noviembre :

Leer más

Matsu El Pícaro

Vitícolo: Se trata de un vino joven de una saga de vinos de Toro. Normalmente los vinos de Toro tienen fama de ser vinos de un sabor fuerte, si a eso le añades su juventud y que sólo pasa 3 meses en barrica, da como resultado un vino con un sabor fuerte pero agradable, desde luego la botella y la imagen está muy bien cuidada.

Cuando intentas buscar información sobre la bodega, te das cuenta de que detrás de este vino está el grupo Vintae, que es una empresa que elabora vinos en diferentes denominaciones de origen, por lo que este grupo empresarial no tiene bodega propia en Toro, sino que ha sido elaborado por otra bodega para ellos.

En cuanto a la uva es 100% Tinta de Toro, que es igual a la Tempranillo. También podemos destacar que los viñedos tienen entre 70 y 80 años de edad y que están cultivadas en terrenos poco fértiles, lo que suele dar a los vinos más carácter.

Vitícola: Llevábamos algunos días pensando en comprar un vino un poco especial y, sin lugar a dudas, este vino lo es. Se trata de un vino de Toro, una denominación de origen que para inexpertos como yo puede hacernos pensar en los estereotipos de esos vinos algo antiguos con mucho cuerpo y más carácter. No obstante, en la actualidad se hacen vinos muy elegantes y Matsu ha sabido conjugar la tradición y la vanguardia en sus vinos.

Lo primero que nos resulta interesante es su nombre Matsu ya que nos lleva al mundo oriental, ya que en China es la diosa patrona del mar y en japón esta palabra significa esperar que la naturaleza cumpla sus tiempos. Según la propia web del grupo Vintae, será su segunda referencia la que mejor defina la filosofía que inspiró a los vinos de esta colección creada por tres vinos que se caracterizan por tres rostros que evocan el paso del tiempo: la juventud, la madurez y la vejez. Tres vinos diferentes que presentan el sello de calidad que garantiza que se trata de un vino vegano. Nosotros hemos probado El Pícaro, el joven de la selección, y podemos decir que se trata de un vino afrutado, equilibrado y estructurado que no os defraudará.

 

 

Leer más